sábado, 28 de febrero de 2015

lunes, 23 de febrero de 2015

Procrastination


¿Cómo seguir viviendo cuando ya has escrito tu carta de suicidio?
Pues haciendo lo que mejor se me da: procrastinar.
Paradójicamente, tengo toda la vida por delante para quitarme la idem.




sábado, 21 de febrero de 2015

De la insana


Esa dulce sensación de odiar profundamente a todas las familias felices con las que te cruzas (¡Y son muchas!).



viernes, 20 de febrero de 2015

Ay, una lágrima cayó en la arena...


Una ventaja de ir por la calle siempre con los ojos llorosos es que los comerciales de ONGs se lo piensan dos veces antes de abordarte.

Probadlo, ¡funciona!.



domingo, 15 de febrero de 2015

RESISTIRÉ...


... o no resistiré,
esa es la cuestión.

(Dejad que suene en vuestra mente "Resistiré" del Duo Dinámico. Cancionaza. Quién me iba a decir que me convertiría en fans del Duo Dinámico a estas alturas o.O ).



jueves, 12 de febrero de 2015

La vida (cara A)



A pesar de los pesares la vida tiene cosas maravillosas, y es un ejercicio necesario obligarnos a reparar en ellas.

Pequeñas grandes cosa que me hacen feliz:

- Bailar (en todas sus vertientes, pero sobre todo con mi renacuaja al volver a casa después de la guarde).

- La naturaleza (hay que salir más de la ciudad. Tiempo, ¿dónde estás que no te veo?).

- Aprender (esto intento cumplirlo cada día, la sabiduría te sorprende en el sitio menos pensado).

- Tomar algo sola en una terracita al sol mientras escribo en mis mil libretas de tareas/ideas/chorradas.

- Las faldas largas (que pocas tengo, hay que ponerle remedio).

- El chocolate (de esto voy bien servida).

- Soñar despierta con proyectos a todas luces inviables (¿eso será bueno o malo?).

- Reciclar.

- Las cosas hechas con buen gusto, ya sea una ilustración, una tienda, un plato de comida, un blog...

- El civismo.

- Pasear por mi barrio (¡me encanta mi barrio!) sin rumbo ni tráfico.

- Tener la casa arreglada (los cinco minutos que somos capaces de mantenerla así son maravillosos).

- Las manualidades (tiempo, sigo esperando noticias tuyas...).

- Los abrazos con gritito de emoción que me da mi pequeña miss sunshine.

- Viajar (¡Ah!, ya se donde esta el tiempo, debe haberse ido donde el excedente de dinero que dedicar a los viajes...).



miércoles, 11 de febrero de 2015

La vida...



No creáis que la vida tiene la delicadeza de suavizar sus golpes mientras tú te encuentras rota de dolor.

Las facturas siguen llegando al buzón, la burocracia imponiendo sus plazos, el sueldo no gana en elasticidad, los virus que habitan en la guardería se vienen con nosotras a pasar la noche (¡sin invitación ni nada!)...

¡Que paren el mundo que yo me bajo!



lunes, 9 de febrero de 2015

Negro oscuro casi muerto


Tengo que confiar en mi luz interior.
Tenerla la tengo, pero no alcanza para iluminar tanta oscuridad.
Sólo puedo dejar pasar el tiempo, que mis ojos se acostumbren a esa tenue lucecilla y poder empezar a ver, aunque sea poco y mal.

Y después ya veremos lo que vemos.



viernes, 6 de febrero de 2015

Cachis!



Qué rabia cuando te das cuenta que todas tus contraseñas le incluyen...

¿Las cambio ahora que ya me las sé?
¿o dejo que me lo recuerden por los siglos de los siglos?

¬¬



miércoles, 4 de febrero de 2015

Llueve...


... llueve, llueve, y no encuentro refugio.




Lectura positiva: Así por lo menos no soy una mierda seca.




martes, 3 de febrero de 2015

Más moral que el Alcoyano


Me acaban de dejar sola, con un bebé de año y medio, un trabajo (que no me gusta) y una casa que sacar adelante, con la consecuente falta de tiempo, dinero, energía y ganas.

Creo que es el momento idóneo para empezar otra carrera, apuntarme a clases de baile, retomar proyectos creativos y profesionales (algo utópicos) y escribir un blog.

¿O no?.



lunes, 2 de febrero de 2015

HECATOMBE


Palabra que tiene su origen en el sacrificio ritual de 100 bueyes en honor a los dioses de los antiguos griegos, pasando con el tiempo a designar una gran catástrofe.

Si, define bastante bien lo que me ha pasado. Ojalá mi sacrificio sirviera al menos para honrar a los dioses, sería todo mucho más poético.




domingo, 1 de febrero de 2015

Lo primero es presentarse



Pero me pilláis en un momento en el que no se ni quién soy.

Tras una hecatombe personal que ha sacudido los cimientos de mi existencia, quizá lo que más identifica cómo me siento es una mierda con patas.

(En un alarde de generosidad me he dotado también de brazos, que siempre vienen bien).